La Verdad, la verdad